Menú Cerrar

ARTRITIS VS ARTROSIS

Una de las dudas que muchas veces les surgen a los pacientes es ¿Qué diferencia hay entre artrosis y artritis? ¿Cuál tengo yo? ¿Se cura? ¿Duele mucho? ¿El dolor va a mejorar? ¿Cómo se trata? Entre otras muchas dudas.

Hoy venimos a explicaros cuál es la diferencia entre estas dos patologías, para resolver las dudas que tengáis.

Primeramente hablaremos de la artritis que es una enfermedad inflamatoria y autoinmune de la membrana sinovial, es decir una inflamación de una capa que recubre la articulación. Es una patología simétrica, es menos común que la artrosis ya que, la sufre entre el 0,5 y 1% de la población y las personas que la sufren no tienen por qué ser mayores, normalmente se diagnostica a pacientes entre 20 y 40 años.

El principal síntoma es la inflamación articular y el dolor, que caracteriza por ser constante y empeora con el reposo.  Además hay otros síntomas como la hinchazón, una importante rigidez, deformación de las articulaciones, enrojecimiento y limitación de la movilidad.

Los factores de riesgo de la artritis, es decir, factores que si una persona los presenta es más probable que lo desenvuelva, aunque son solo probabilidades, son la genética (familiar directo con artritis), el tabaquismo, las infecciones y el estrés.

Para diagnosticarla será a partir de una radiografía, un análisis de sangre y los síntomas que exprese el paciente.

Y por último, como se trata la artritis, para mejorar los síntomas es importante llevar un estilo de vida saludable, haciendo ejercicio regulado por un profesional sanitario y una dieta equilibrada, también un control de peso ya que un paciente con sobrepeso u obesidad los síntomas serán mucho más visibles. Si está en una fase aguda podemos utilizar la crioterapia (frío) para reducir el dolor y la hinchazón de la articulación. Y los fármacos recetados por el médico.

Por lo que hace la artrosis es una enfermedad degenerativa del cartílago articular, es decir es el desgaste de la articulación y va asociada a la edad, normalmente con mayores de 40 años. No es simétrica y un 24% de la población la sufre.

El principal síntoma es la rigidez que presenta la articulación y el dolor que empeora con el movimiento y mejora con el reposo. Otros síntomas también presentes son la perdida de la función, la deformación de la articulación y la limitación del movimiento.

Los factores de riesgo de la artrosis son la genética, la actividad profesional (trabajos duros y movimientos repetitivos), y la menopausia.

Para diagnosticarla se utilizara una radiografía y la observación de los síntomas que presenta el paciente.

Para tratar la artrosis, se utiliza la crioterapia (frío) o la termoterapia (depende del estado de la articulación), de igual manera que la artrosis un nivel de vida saludable, con realización de actividad física constante, una dieta equilibrada y control de peso. Y también se utilizaran los fármacos para aliviar síntomas.

Las diferencias son por lo tanto la artritis es una enfermedad autoinmune que normalmente aparece entre los 20 y los 40 años de edad. Y la artrosis es degenerativa y aparece normalmente a partir de los 40 años. En la artritis el dolor es constante y empeora con el reposo y la artrosis el dolor empeora con el movimiento y mejora con el reposo. En la artritis la articulación estará hinchada y enrojecida.

En el dibujo se pueden observar de forma esquematizada todo lo que hay escrito en este texto y los puntos donde es más común sentir los síntomas de cada patología.

Si seguís teniendo dudas, dejar un comentario y nosotros os ayudaremos a resolverlas.